Automatización del hemograma. Interpretación de histogramas en analizadores hematológicos 3-Diff – Parte 1

Bioq. Verónica Negrussi
veronica.negrussi@wiener-lab.com
Product Team – Wiener Laboratorios S.A.I.C. – Argentina

 

Histogramas de Glóbulos Rojos

La curva normal de glóbulos rojos es cónica, modal y se encuentra representada en tamaños de 60 a 100 fL, con un pico o curva se­cundaria modal de plana a ligera­mente cóncava con muy poca al­tura que llega a 200 fL (Figura 1).

Figura 1 - LabHem1

El histograma de glóbulos rojos puede presentar diferentes alteraciones, dentro de las cuales existen diferentes casos. Un primer ejemplo es la obtención de curvas desplazadas a la izquierda (Figura 2). Esto se observa cuando las células tienen un registro de tamaño pequeño. Esto puede deberse tanto a la presencia de glóbulos rojos microcíti­cos, como a la de células poiquilocíticas de registro menor de 60 fL (dependiendo del analizador) como es el caso de esquistoci­tos, leptocitos, dacriocitos, drepanocitos.

Figura 2 - LabHem1

Un segundo caso de histogramas alterados es la obtención de curvas desplazadas a la derecha (Figura 3). En este tipo de curvas pueden estar implicadas tanto células macrocíticas, como policromáticas, ovalocitos y eliptocitos. En los casos en que el número de normoblastos es muy alto también afectan la curva desplazándola a la derecha.

Figura 3 - LabHem1

Como tercer caso referido a his­togramas alterados se encuen­tran las curvas bimodales (Figura 4). Estas se presentan cuando existen dos poblacio­nes celulares, cada una hace su media y se interceptan en las coincidencias de tamaños. Un ejemplo de este caso se obser­va en pacientes con un proceso hemolítico severo los cuales necesitan ser transfundidos con gló­bulos rojos. El registro del histograma del cuadro de control post transfusión muestra claramente las dos poblaciones: la recién transfundida y la del paciente. Igualmente la podemos observar curvas bimodales en anemias carenciales una vez iniciado el tra­tamiento y la consecuente respuesta medular.

Figura 4 - LabHem1

Un cuarto caso de histogramas alterados son los que presentan un ancho de distribución de glóbulos rojos (RDW) aumen­tado (Figura 5). Un aumento en el RDW se observa en diferen­tes casos en los cuales se presenta variedad en tamaños y/o en formas que implican un registro de pulsos con una dispersión en tamaños muy grande, en algunos casos incluyendo pulsos me­nores de 25-30 fL (dependiendo del analizador) que no quedan registrados en el histograma de rojos sino en el de plaquetas y que también estarían mostrando un arranque extenso en Y.

Figura 5 - LabHem1

Histograma de Plaquetas

El histograma normal de pla­quetas es una curva cónica sin distribución normal cuya distribución en tamaños se encuen­tra en el orden de 2 a 25 fL (de­pendiendo del analizador) (Figura 6).

Figura 6 - LabHem1

Las principales alteraciones que se encuentran en la curva de plaquetas son, por una parte, no-arranque en x (Figura 7). Este caso se presenta cuando el número de plaquetas está dis­minuido.

Figura 7 - LabHem1

También es posible observar curvas extendidas 25-30 fL (Figura 8). Esto ocurre cuando existe aumento en el tamaño de plaquetas y las mismas se encuentran aumentadas. Por lo general, este registro se observa también con un arranque ex­tenso en Y en el histograma de leucocitos.

Figura 8 - LabHem1

Otro posible caso de histogra­ma alterado es la aparición de aumento celular en la termi­nación (Figura 9). Se presenta cuando existen células peque­ñas diferentes a plaquetas, como en el caso de esquistoci­tos o drepanocitos, se relaciona con un arranque extenso en Y en el histograma de glóbulos rojos.

Figura 9 - LabHem1

Finalmente, otro caso de histo­grama alterado es la aparición de tope recto (Figura 10). Este histograma se presenta en los casos en que las plaquetas es­tán muy aumentadas.

Figura 10 - LabHem1

Ver Parte 2

Deja tu comentario