Automatización del hemograma. Interpretación de histogramas en analizadores hematológicos 3-Diff – Parte 2

Bioq. Verónica Negrussi
veronica.negrussi@wiener-lab.com
Product Team – Wiener Laboratorios S.A.I.C. – Argentina

Ver Parte 1

Histograma de glóbulos blancos

Los glóbulos blancos se agrupan formando tres curvas claramente definidas cuyos detalles específicos dependerán del modelo de aparato. Estas tres curvas definidas configuran la arquitectura normal del histograma de glóbulos blancos (Figura 1). En concreto, las tres curvas son (i) la curva de linfocitos cónica (50-100 fL), (ii) la curva de mononucleares plana a cóncava (100-150 fL) y (iii) la curva de granulocitos cóncava (150-380 fL). 

Figura 1 - LabHem2               

Curva de linfocitos. Existen algunas alteraciones de la curva de linfocitos que son más frecuentes. Un primer ejemplo de esto es la pérdida de altura (Figura 2). Este fenómeno se presenta cuando hay disminución del número de linfocitos acompañado de aumento de otra de las curvas. Ejemplos de esta situación es la linfopenia con neutrofilia.

Figura 2 - LabHem2

Un segundo caso de alteración de la curva de linfocitos es el arranque extenso en Y. Este fenómeno se presenta cuando en la muestra existen células o restos celulares de menor tamaño que un linfocito pequeño. Dentro de este grupo de células se encuentran macroplaquetas (Figura 3a), agregados plaquetarios (Figura 3b), núcleos de normoblastos (Figura 3c), gametocitos de plasmodium (Figura 3d), sombras nucleares y restos celulares en una leucemia aguda (Figura 3e). Los drepanocitos podrían graficarse también aquí dado que son células de muy difícil hemólisis (Figura 3f).

Figura 3 - LabHem2

Finalmente, un tercer caso de curva alterada de linfocitos es la distribución no-normal a derecha (Figura 4). Esta distribución nonormal se presenta por la presencia de linfocitos atípicos, aumento de monocitos o de linfocitos grandes como los NK (natural killer).

Figura 4 - LabHem2

Curva de Células Medias. Las alteraciones más frecuentes de la curva de células medias son cuatro. Un primer ejemplo de alteración frecuente es la unión con linfocitos (Figura 5). En este caso se pierde el valle entre linfocitos y células medias. Este fenómeno se presenta por la presencia de linfocitos atípicos, aumento de monocitos o de linfocitos grandes como los NK (natural killer).

Figura 5 - LabHem2

Un segundo ejemplo de alteración de curva de las células medias es la unión con granulocitos. Esta curva es llamada, con frecuencia, curva de celularidad mixta debido a que en su cola se puede encontrar granulocitos pequeños como eosinófilos (Figura 6a), basólilos, bandas (Figura 6b), macropolicitos y fenómeno de Pelguer-Huet. La unión de células medias con granulocitos deja como resultado un histograma con dos curvas. Esta unión puede deberse al aumento de cualquiera de las células mencionadas anteriormente.

Figura 6 - LabHem2

Un tercer ejemplo de alteración de curva de las células medias es el aumento cónico sin pérdida de arquitectura (Figura 7). Obedece al aumento de monocitos o la presencia de linfocitos atípicos y linfocitos grandes. Asimismo, podrían encontrarse involucrados en este tipo de curvas eosinófilos, basófilos, bandas, macropolicitos y fenómeno de Pelguer-Huet. Por lo general se acompaña de histogramas de plaquetas y glóbulos rojos normales.

Figura 7 - LabHem2

Finalmente, un cuarto ejemplo de alteración de curva de las células medias es el aumento cónico con pérdida de arquitectura (Figura 8). Acompañado con histogramas de glóbulos rojos y plaquetas alterados, allí podemos encontrar blastos y/o promielocitos.

Figura 8 - LabHem2

Curva de Granulocitos. La curva de granulocitos puede verse afectada por varios factores. Un primer caso es la unión con células medias (Figura 9). Recordemos que la cola de mononucleares y el inicio de granulocitos pueden estar conformados por las mismas células con una diferencia muy pequeña en tamaños. Estas células son eosinófilos, basófilos, bandas, PMN hiposegmentados (Pelguer-Huet) e hipersegmentados y macropolicitos. Por lo tanto, una unión entre estas dos curvas implica un aumento de alguna de estas células.

Figura 9 - LabHem2

Un segundo tipo de alteración es la obtención de curva plana o no existente (Figura 10). Esto obedece a granulocitopenias, por lo general acompañada de linfocitosis.

Figura 10 - LabHem2

Un tercer tipo de alteración es la obtención de una curva de granulocitos cónica modal (Figura 11). Esto implica un aumento de la media de granulocitos que está conformada por neutrófilos de un tamaño mediano con tres lóbulos. Podemos decir que en este caso nos vamos a encontrar con una neutrofilia al revisar el FSP.

Figura 11 - LabHem2

Un cuarto tipo de curva alterada es la curva cónica extendida a células medias (Figura 12). Por ser cónica sospechamos la neutrofilia y cayendo a mononucleares lo más probable es que se trate de bandas que acompañan el aumento de neutrófilos en un proceso infeccioso.

Figura 12 - LabHem2

Pérdida de arquitectura en el histograma. Cuando se presenta pérdida de la arquitectura en el histograma de glóbulos blancos, y si está acompañado de alteraciones en glóbulos rojos y plaquetas, por lo general obedece a un proceso maligno de la médula ósea. Como un primer caso de pérdida de arquitectura se puede mencionar a la curva con pérdida de arquitectura centrada de 30 a 450 fL (Figura 13). Con una elevación entre 200 a 250 fL. Algunas veces, incluso con arranque extenso en presencia de núcleos de normoblastos, y por esto mismo, podemos encontrar este tipo de curvas en patologías como la leucemia mieloide crónica en las cuales salen de la médula ósea a periferia todas las células granulocíticas con una dispersión en tamaños muy variada y con una representación alta de neutrófilos, eosinófilos, basófilos, bandas, metamielocitos, mielocitos, promielocitos y blastos mieloides.

Figura 13 - LabHem2

Un segundo caso para mencionar es la curva con pérdida de arquitectura centrada de 30 a 250 fL. Con un pico hacia los 150 fL, representada por una gran cantidad de blastos, corresponde a un proceso agudo sea mieloide (Figura 14b) o linfoide (Figura 14a).

Figura 14 - LabHem2

Otro caso de pérdida de arquitectura son las curvas con pérdida de arquitectura centrada de 50 a 150 fL (Figura 15). Constituida por una población de linfocitos pequeños con o sin presencia de blastos, es la curva que podríamos observar en una leucemia linfoide crónica acompañada de alteraciones en rojos y plaquetas.

Figura 15 - LabHem2

Finalmente, otro caso de pérdida de arquitectura es la ausencia de reporte gráfico (Figura 16). Por lo general, se presenta cuando el número de células sobrepasa la linealidad del equipo.

Figura 16 - LabHem2

Deja tu comentario