Nuevo producto para la determinación de ferritina

La determinación de ferritina se requiere sobre todo en el diagnóstico del metabolismo férrico, el monitoreo del tratamiento con hierro, para comprobar las reservas de hierro en grupos de riesgo así como en el diagnóstico diferencial entre una anemia debida a deficiencia de hierro y una anemia hipocroma (anemias crónicas por infecciones o tumores, anemia sideroblástica o talasemia). La determinación de ferritina es especialmente idónea en el seguimiento de la anemia renal, pues permite controlar los trastornos en la utilización y distribución férrica durante el tratamiento con eritropoyetina. La ferritina que puede medirse en sangre se encuentra en equilibrio con el hierro almacenado en el organismo e indica, por lo tanto, el nivel del depósito de hierro, permitiendo comprobar la deficiencia latente y prelatente de hierro así como su sobrecarga.
No obstante, la utilidad de su medición tiene limitaciones debido a que también es un reactante de fase aguda y por lo tanto su concentración se incrementa inespecíficamente en un amplio rango de condiciones inflamatorias crónicas, incluyendo enfermedad crónica, artritis reumatoide y otros desórdenes autoinmunes, infecciones agudas y cáncer. Por lo anterior, las concentraciones de ferritina deben ser interpretadas en un contexto clínico.

Consideraciones analíticas

La ferritina puede medirse a través de diversos tipos de inmunoensayos. Actualmente la mayoría de los métodos disponibles en el mercado utilizan inmunofluorescencia, quimioluminiscencia, electroquimioluminiscencia o inmunoturbidimetría como principio de medición del ensayo.

Los tres primeros son ensayos inmunométricos (sándwich) que requieren en primer término que los anticuerpos anti-ferritina inmovilizados en una fase sólida – tubo, perlas, fibra de vidrio o partículas paramagnéticas – reaccionen con la ferritina y luego sean lavados. Posteriormente se agrega un exceso de un segundo anticuerpo anti-ferritina marcado con un trazador luminiscente o fluorescente, que se unirá en forma directamente proporcional con las moléculas de ferritinas capturadas en la primera etapa de la reacción. En el caso de los ensayos inmunoturbidimétricos, la ferritina presente en la muestra reacciona con partículas de látex sensibilizadas con anticuerpos anti-ferritina humana produciendo aglutinación. La turbidez causada es proporcional a la concentración de ferritina en la muestra y puede ser medida por turbidimetría.

Los ensayos inmunométricos son altamente sensibles y pueden detectar concentraciones de hasta 0,2-0,5 μg/L de ferritina. No obstante, estos ensayos solo pueden llevarse a cabo en un analizador de inmunología. En el caso de los ensayos turbidimétricos, la sensibilidad que se logra es menor y en general se pueden alcanzar niveles de hasta un orden de magnitud mayor (5,0-15,0 μg/L). La ventaja que tiene este último tipo de ensayo es que no se necesita un analizador de inmunología para realizar el test, solo es necesario contar con un analizador de química de rutina.
Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es que la mayoría de los inmunoensayos
utilizan anticuerpos dirigidos contra las isoformas hepática y esplénica de la ferritina. Debido a la estructura variable que presenta la ferritina humana, los diferentes anticuerpos pueden reaccionar de distinto modo con las distintas formas, de modo tal que los resultados obtenidos entre los diversos métodos de los fabricantes pueden no resultar comparables.
Esto se evidencia al comparar el desempeño analítico de los distintos métodos de rutina en los programas de evaluación externa de la calidad, en los cuales se observa una elevada variabilidad entre métodos (aprox. 16 %) a pesar de que la mayoría de los fabricantes declaran trazabilidad frente a la misma referencia: 3° Estándar Internacional de la Organización Mundial de la Salud (NIBSC 94/572).

Variabilidad biológica e intervalos de referencia 

La variabilidad biológica interindividual es elevada observándose además diferencias entre edades y sexo. Esto hace que el intervalo de referencia normal tenga un amplio rango. En cuanto a la variabilidad biológica intraindividual, los estudios realizados en suero han demostrado que la misma es de una magnitud similar a la interindividual y además que se trata de un analito para el que no se ha observado variación circadiana. Por otro lado, los intervalos de referencia declarados por los fabricantes presentan una considerable variación dependiendo de la metodología utilizada, del diseño del ensayo seleccionado por el fabricante (uso de anticuerpos monoclonales, policlonales, etc.) y del modo en que ha llevado adelante la correspondiente estandarización. Por lo anterior, es recomendable que cada laboratorio establezca sus propios valores de referencia. No obstante, en la bibliografía especializada se pueden encontrar los siguientes intervalos típicos (Tabla 1).

1
Según la última actualización de la base de datos de variabilidad biológica del año 2014, los coeficientes de variación para la determinación de ferritina en suero son coeficiente de variación interindividual (CVi): 14,2 % y coeficiente de variación interindividual (CVg): 15,0 %

Características deseables del ensayo
Debido a que los ensayos de ferritina sérica requieren reflejar un rango amplio de concentraciones, se debe prestar especial atención a la relación entre el error analítico y la clasificación analítica. De este modo, se requiere que los ensayos posean las siguientes características:

– Una adecuada sensibilidad analítica para poder clasificar correctamente los cuadros clínicos que se presentan con hipoferritinemias (por ejemplo anemia por déficit de hierro).

-Linealidad adecuada para cubrir los cuadros que cursan con hiperferritinemia (hemocromatosis hereditaria, anemias hemolíticas, transfusiones múltiples, inflamación tumoral y necrosis de aquellos órganos relacionados con el almacenamiento del hierro, como por ejemplo en las enfermedades hepáticas)

– Imprecisión: es deseable que el CV no supere el 5 % – Ausencia de efecto ‘Hook’ o prozona.

Tipos de muestra
La muestra de elección es el suero, aunque también se puede utilizar el plasma (heparina de litio o EDTA). Una vez obtenida la muestra, la misma debe ser centrifugada dentro de las 24 hs. La ferritina es estable durante 7 días a 15-25 ºC, 7 días a 2-8 ºC y 1 año a (-15) – (-25) ºC.

Características y desempeño analítico de un nuevo producto: Ferritin Turbitest AA 

El producto Ferritin Turbitest AA es un test in vitro para la determinación cuantitativa de ferritina en suero y plasma. Está compuesto por dos reactivos líquidos listos para usar: el reactivo A es un buffer orgánico de pH neutro que brinda un medio de reacción adecuado, mientras que el reactivo B está conformado por anticuerpos anti-ferritina humano unidos a partículas de látex.

Se trata de un método inmunoturbidimétrico potenciado por partículas de látex: en presencia de la ferritina de la muestra, las partículas aglutinan dan lugar a turbidez que luego de un tiempo adecuado de reacción es medida a 570 nm. De este modo, al tratarse de un inmunoensayo en fase homogénea, el mismo puede ser utilizado en los principales analizadores de química de Wiener lab. así como también en distintos analizadores disponibles en el mercado. Los resultados se obtienen a partir de una curva de calibración no lineal de 5 puntos: para ello se utiliza el producto Ferritin Calibrator Turbitest AA, compuesto por calibradores individuales líquidos, cuyos valores han sido estandarizados
frente al 3° IS WHO.

A continuación se muestran las principales características y datos de desempeño analítico del reactivo en el sistema analítico CMD 800 Series, un analizador automático de química clínica orientado al segmento de laboratorios de gran tamaño.

Características del método y datos de desempeño analítico
Rango de medición (Tabla 2) 
– Límitede detección
– Límite de cuantificación
– Linealidad
Rango de seguridad y efecto prozona (Tabla 2)
– Interferencias (Tabla 3)
– Precisión
– Comparación de métodos

23

Precisión. Se determinó con controles según la directiva EP5-A2 del instituto para estándares clínicos y de laboratorio (Clinical and Laboratory Standards Institute, CLSI) con repetibilidad (n = 80) y precisión intermedia (2 alícuotas por serie, 2 series por día, un lote de reactivos, 20 días) en un analizador CMD 800i X2 (Tabla 4).4Comparación de métodos. Fueron comparados los valores de ferritina en muestras de suero y plasma humanos obtenidos en un analizador Wiener lab. CMD 800i X2 con el reactivo Ferritin Turbitest AA (y) con los obtenidos con un sistema analítico comercial disponible (x) (Tabla 5). Adicionalmente se llevó a cabo una comparación entre el test Ferritin Turbitest AA en un analizador Wiener lab. CMD 800i X2 (y) el mismo reactivoen un analizador Wiener lab. CT 600i (x) con suero y plasma humanos (Tabla 6).

56

Conclusión
El nuevo producto Ferritin Turbitest AA presenta un desempeño acorde a los parámetros establecidos por los criterios de calidad de la técnica en cuanto a límite de detección, cuantificación, linealidad, interferencias y precisión. Por otra parte Ferritin Turbitest AA muestra una buena correlación con otros métodos comerciales.

Deja tu comentario