Test prenatal no invasivo

María Laura Orcellet
marialaura.orcellet@wiener-lab.com
Centro de Investigación y Biotecnología – Wiener Laboratorios SAIC, Rosario – Argentina.


El Síndrome de Down y otras anomalías cromosómicas del bebé ya pueden detectarse sin necesidad de pruebas invasivas gracias a un test de sangre materna, evitando así los riesgos que la amniocentesis conlleva para la madre y el feto. El hallazgo de la existencia de ácido nucleico fetal circulando en la sangre materna impulsó en los últimos años el desarrollo de nuevas técnicas para analizar este ADN libre. Así el estudio del ADN fetal libre en plasma materno (cell-free fetal DNA – cffDNA) permite evaluar secuencias del genoma del feto en forma no invasiva, a través de una muestra de sangre materna. A partir
de la décima semana de gestación, con una simple extracción de sangre de la madre, se puede realizar el test prenatal, obteniendo resultados confiables con un índice de exactitud del 99%.

La detección de ADN fetal en sangre materna ha sido uno de los descubrimientos recientes más prometedores en el campo del diagnóstico prenatal; el ADN fetal libre en sangre se origina en los trofoblastos que forman la placenta (Figura 1).fffff Se estima que entre el 2 y el 6% del ADN que se encuentra en la sangre de la madre es de origen fetal, el ADN fetal se fragmenta y va al torrente sanguíneo de la madre junto con las micropartículas que se desprenden de la placenta.

Se ha descrito la presencia de ADN fetal en plasma materno a partir de la quinta semana de gestación; la concentración de ADN total aumenta significativamente durante el embarazo, aproximadamente un 30 % en cada semana de gestación (Figura 2).nnnnnn La concentración de ADN fetal supone tan sólo un 5-7 % del ADN total en sangre materna. Los estudios también indican que existe una correlación inversa entre el peso de la madre y la concentración de cffDNA (Figura 3).zzzzzz

El diagnóstico prenatal reúne un conjunto de estrategias para la identificación de defectos congénitos durante el embarazo, tales como alteraciones morfológicas, estructurales, funcionales o moleculares del feto. Actualmente, las alternativas diagnósticas prenatales disponibles resultan algo limitadas. Aquellas técnicas no invasivas (ecografías y diagnóstico por imágenes) ofrecen una baja exactitud en sus resultados, y si se opta por algún método más preciso, inevitablemente involucran procedimientos más invasivos (amniocentesis, biopsia de vellosidades coriónicas) con mayor exactitud pero también con más riesgos para el embarazo.

Las principales aplicaciones del análisis de ADN fetal en plasma materno son el estudio de herencia de polimorfismo o mutaciones, determinación de sexo, desórdenes ligados al sexo, desórdenes autosómicos dominantes en donde el padre es portador de una mutación, desórdenes autosómicos recesivos donde los progenitores tienen distintas mutaciones, y el status Rhesus D en madres RHD-negativas, entre otros. Estos estudios permiten hacer un seguimiento de embarazos en curso, a fin de abordar con anticipación posibles complicaciones derivadas de desórdenes genéticos. En particular, resulta importante en el caso de madres Rh negativas tanto para el uso racional de la inmunoglobulina RhoD en la prevención primaria, como en la prevención secundaria en manejo de aloinmunización Rhesus.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) recomienda que la prueba cffDNA sea ofrecida a mujeres con un mayor riesgo de trisomía 13, 18, o 21. Los factores que aumentan el riesgo incluyen:

• Edad materna avanzada: 35 años o más.
• Resultado de ultrasonido fetal que indica un mayor riesgo de anomalías cromosómicas.
• Embarazos anteriores con una trisomía.
• Un translocación cromosómica equilibrada conocida en la madre o el padre, que se asocia con la trisomía 13, 18, o 21.

La prueba cffDNA aún no es considerada como una prueba de diagnóstico, sino que se utiliza como prueba de cribado. Si se presentan hallazgos anormales en las pruebas prenatales de rutina o en las pruebas de cffDNA, entonces deben realizarse pruebas confirmatorias utilizando procedimientos invasivos tales como el muestreo de vellosidades coriónicas o la amniocentesis.

-------Las técnicas empleadas para el análisis del cffDNA van desde PCR cuantitativa, SNPs (Figura 4), CGH arrays y NGS (secuenciación de última generación), con la posibilidad de analizar fragmentos específicos en determinados cromosomas afectados en las distintas enfermedades, así como secenciar la totalidad del ADN fetal. Adicionalmente, estas mismas técnicas se emplean en el análisis de ADN en fertilización asistida, como tests de preimplantación (Preimplantation Genetic Diagnosis – PGD y Preimplantation Genetic Screening – PGS) para evaluar el estado de embriones generados in vitro. La vasta utilidad clínica de los ensayos con cffDNA aún no se ha establecido. A medida que avanzan las investigaciones, las utilida- des de esta prueba podrían ser ampliadas. Esta tecnología es relativamente nueva a nivel mundial, con algunas compañías pioneras y de referencia, situadas principalmente en San Diego, California, EEUU: Natera (Panorama testTM), Sequenom (MaterniTTM), Ariosa (Roche – Harmony testTM), Pathway Genomics (Carrier Status DNA InsightTM), entre otras. La mayoría de los centros nacionales dedicados a la fertilización in vitro y al diagnóstico prenatal, ofrecen un servicio en el cual realizan la toma de muestra y tercerizan los ensayos, derivando el análisis de las muestras de sangre a estos sitios de referencia.

En la ciudad de Rosario, el Instituto de Fertilidad Asistida que dirige el Dr. Julio Colabianchi junto con Avantia Lab – Instituto de Genética Molecular, incorporaron en octubre de 2014 un secuenciador de ADN NGS, siendo el primer centro de Fertilidad de la República Argentina en incorporar un secuenciador de ADN de última generación Illumina MySeq, ofreciendo secuenciaciones selectivas de regiones del genoma humano asociadas a la fertilidad así como también a enfermedades como diabetes, cáncer o fibrosis quística, obteniendo una precisión diagnóstica hasta ahora desconocida. A la fecha, existen alrededor de 100 centros públicos y privados habilitados por el Ministerio de Salud de la Nación para la realización de prácticas de fertilización asistida. Alrededor de 20 de estos centros se hallan en la ciudad de Rosario, aunque este número se encuentra en permanente expansión.

Referencias

• Gestational age and maternal weight effects on fetal cell-free DNA in maternal plasma. Wang E, Batey A, Struble C, Musci T, Song K, Oliphant A. (2013) Prenat. Diagn. 33(7):662-6.

• Clinical experience and follow-up with large scale single-nucleotide polymorphism- based noninvasive prenatal aneuploidy testing. Dar P, Curnow KJ, Gross SJ, Hall MP, Stosic M, Demko Z, Zimmermann B, Hill M, Sigurjonsson S, Ryan A, Banjevic M, Kolacki PL, Koch SW, Strom CM, Rabinowitz M, Benn P. (2014) Am J Obstet Gynecol. 211(5): 527.

• Commitee Opinion Nº640: Cell- free DNA screening for fetal aneuploidy (2015) The American College of Obstetricians and Ginecologists.

• A non-invasive test for prenatal diagnosis based on fetal DNA present in maternal blood: a preliminary study. Dhallan, R., Guo, X., Emche, S., Damewood, M., Bayliss, P., Cronin, M., Barry, J., Betz, J., Franz, K., Gold, K., Vallecillo, B., Varney, J. (2007) Lancet, 369: 474–81

Deja tu comentario