Cáncer de mama

Cáncer de mama

Octubre se transformó en el mes de la Sensibilización del Cáncer de Mama, cuyo mensaje latente afirma que puede ser detectado temprano y tratado de forma efectiva. La detección precoz a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos sigue siendo la piedra angular de la lucha contra este cáncer.
Es el más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en vía de desarrollo. En la Región de las Américas, el cáncer de mama es el más común y la segunda causa principal de muerte por cáncer en mujeres. En Argentina es la primera causa de muerte por tumores en mujeres, provocando 5400 muertes por año. Las tasas de mortalidad por cáncer de mama más elevadas se dan entre los 50 y 80 años o más, y más del 75% de las mujeres afectadas no tienen ningún antecedente familiar de dicha enfermedad.
La detección temprana es fundamental, ya que los tumores de menos de 1 centímetro tienen hasta el 90% de probabilidades de curación. Las estrategias de detección precoz recomendadas para los países de ingresos bajos y medios son el conocimiento de los primeros signos y síntomas, y el cribado basado en la exploración clínica de las mamas en zonas de demostración.
Algunos factores de riesgo son: los antecedentes familiares de esta enfermedad, ser mayor de 50 años, un estilo de vida sedentario, el alto consumo de grasas, el exceso de peso y el consumo excesivo de alcohol. Menos del 5% de todos los cánceres de mama están relacionados con factores genéticos que son muy determinantes.
Si bien es una enfermedad difícil de prevenir, es posible tomar medidas que disminuyan los factores de riesgo y la probabilidad de aparición. En Argentina, todas las mujeres tienen derecho a acceder al examen de mamas como parte de los controles habituales de salud en todos los centros de salud y hospitales públicos del país.
Fuente: OMS – OPS – Ministerio de Salud