RCP: su importancia y técnica

RCP: Su importancia y técnica

La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando una persona ha dejado de respirar y el corazón se ha detenido. Esto puede suceder después de una descarga eléctrica, un ataque cardíaco, ahogamiento o cualquier otra circunstancia que ocasione la detención de la actividad cardíaca.
La técnica de RCP combina respiración “boca a boca”, la cual suministra aire a los pulmones de la persona, y compresiones cardíacas, éstas procuran restituir la actividad del corazón. Las técnicas de RCP varían ligeramente dependiendo de la edad o tamaño del paciente, las técnicas más novedosas hacen énfasis en las compresiones por encima de la respiración boca a boca y las vías respiratorias.
Se ha demostrado que cuando la RCP es puesta en práctica por personas adiestradas en la técnica y se inicia al cabo de pocos minutos tras el paro cardíaco, estos procedimientos pueden ser eficaces en salvar vidas. Las posibilidades de supervivencia de una persona que padece este tipo de accidente es de un 70 % si se actúa antes de que llegue un servicio de emergencia. Los primeros minutos son cruciales, es importante actuar rápidamente, no quedarse anulado y comenzar la reanimación para que los órganos no se encuentren tan dañados cuando llegue el servicio médico con la asistencia mecánica y la Atención Vital Cardiopulmonar Avanzada.