Día mundial sin tabaco

El 31 de mayo de cada año, se celebra en todo el mundo el Día Mundial Sin Tabaco. La Organización Mundial de la Salud y sus asociados organizan campañas anuales para concientizar sobre esta problemática, los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno. El principal objetivo de todas las campañas es lograr disminuir el consumo de tabaco en cualquiera de sus formas, demostrar las consecuencias negativas para la salud pulmonar de las personas que lo consumen, que van desde el cáncer hasta enfermedades respiratorias crónicas; y el papel fundamental que desempeñan los pulmones para la salud y el bienestar de todas las personas.
La medida más eficaz para mejorar la salud pulmonar es reducir el consumo de tabaco y la exposición al humo. Sin embargo, en algunos países, el conocimiento entre amplios sectores del público en general y, en particular, entre los fumadores sobre las consecuencias del tabaquismo y de la exposición al humo de tabaco ajeno para la salud pulmonar de las personas es escaso. A pesar de las sólidas pruebas de los daños del tabaco para la salud pulmonar, el potencial del control del tabaco para mejorar la salud pulmonar sigue siendo subestimado.
La salud pulmonar no se logra simplemente por la ausencia de enfermedades. El humo del tabaco repercute de manera importante en la salud pulmonar de los fumadores y no fumadores en todo el mundo.
Fuente: OMS.