Seguridad en el paciente

El 17 de septiembre de cada año todos los países celebraran el “Día Mundial de la Seguridad del Paciente». La seguridad del paciente es una disciplina de la atención de la salud que surgió con la evolución de la complejidad de los sistemas de atención de la salud y el consiguiente aumento de los daños a los pacientes en los centros sanitarios. Su objetivo es prevenir y reducir los riesgos, errores y daños que sufren los pacientes durante la prestación de la asistencia sanitaria.

Cada año, millones de pacientes sufren lesiones o mueren a causa de una atención sanitaria poco segura y de mala calidad. Muchas prácticas médicas y riesgos relacionados con la atención sanitaria se están convirtiendo en problemas importantes para la seguridad de los pacientes.

Algunas de las situaciones más comunes en relación a la seguridad del paciente son:
• Errores diagnósticos: afectan aproximadamente al 5% de los adultos que reciben atención ambulatoria.
• Errores de medicación: son una de las principales causas de lesiones y daños evitables en los sistemas de atención sanitaria.
• Infecciones relacionadas con la atención sanitaria: afectan entre 7 y 10 de cada 100 pacientes hospitalizados.
• Procedimientos quirúrgicos poco seguros: pueden transmitir infecciones.
• Errores de irradiación: casos de sobreexposición a la radiación y aquellos en los que se irradia al paciente incorrecto o la zona equivocada.
• Septicemia: a menudo no se diagnostica a tiempo para salvar la vida del paciente.
• Prácticas de transfusión poco seguras.
• Tromboembolias venosas.

Fuente: OMS