Eritrosedimentación en el laboratorio clínico