La importancia del Agua

En marzo de cada año se celebra el “Día Mundial del Agua”; el principal objetivo es crear conciencia de la importancia de cuidar este recurso natural tan importante para todas las especies. Así también, reconocer la problemática de millones de personas en el mundo que no tienen acceso al suministro de agua potable.
Las distintas organizaciones mundiales, como la OMS y la ONU, emiten continuamente campañas para concientizar sobre su uso, apuntando al cuidado y preservación del agua dulce en todo el mundo como parte del desarrollo sostenible.
El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, a la salud humana y al medio ambiente.
Cada vez es mayor la preocupación que genera esta problemática, dado que en los últimos años se ha notado una disminución significativa de los recursos hídricos por el uso indebido de éstos como consecuencia de:
• Un crecimiento acelerado de la población en todo el mundo
• Un incremento en la explotación de los acuíferos
• Contaminación y cambio climático
• Guerras entre los pueblos y naciones
En 2010 las Naciones Unidas reconocieron que, “el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos”. Por lo tanto, el agua es un derecho fundamental para la preservación de la vida en todas sus formas. Lamentablemente, no llega de manera segura a un gran número de personas en distintos países, sobre todo a los más pobres, donde el agua potable no es accesible. La población más afectada es la carente de recursos económicos, donde el saneamiento de las aguas, sólo es posible para las sociedades más avanzadas y los países desarrollados. Más de un tercio de la población mundial no goza de los servicios de agua potable segura, lo que se traduce a más de 2.000 millones de personas que no reciben el agua de calidad en sus hogares, lo que trae como consecuencia la muerte de hombres, mujeres y niños cada año.
Es fundamental tomar conciencia y modificar todas las conductas que sean posibles en favor de la conservación del agua como recurso de todos.
Fuente: ONU